Manifiesto de la ACPT para este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora


1910; Copenhague; II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas. A propuesta de Clara Zetkin, se proclama el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, respaldado unánimemente por más de 100 mujeres de 17 países. Así empieza la historia del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, fecha clavada en la mente de toda la clase obrera en general, y de la mujer trabajadora en particular.

El 8 de marzo, es sinónimo de lucha y reivindicación, y no una jornada festiva como nos quieren hacer creer. Aquellas grandes luchadoras por la emancipación y la liberación de la mujer como Clara Zetkin, Alejandra Kolontái, Nadezhda Krúpskaya o Inessa Armand, nos mostraron el camino de cómo luchar por nuestros derechos y nuestro futuro.

Y hablar de mujer trabajadora, hablar de mujer luchadora, es hablar de Esther García: nuestra fundadora, nuestra compañera, nuestra amiga. Porque si el día 8 de marzo tiene sentido, es por mujeres como ella, que en su abnegada lucha por la emancipación de la clase obrera, y de la mujer trabajadora, demostró que se pueden conseguir muchas cosas.

Desde la Asamblea Ciudadana por Torrelavega reivindicamos este día como el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA, como fue desde sus orígenes, como debe seguir siendo.

Porque estamos hartas de que nos ninguneen; porque estamos hartas de que nos utilicen política y sindicalmente; porque estamos hartas de que nos quiten nuestros derechos. Porque si algo nos demuestra la historia, es que solo la unidad de acción de la clase obrera puede ser el eje de cambio que la sociedad necesita y solo así, con la unión de las mujeres trabajadoras, como ya evidenciaron las grandes mujeres de nuestra historia, podremos conseguir y mejorar nuestros derechos laborales, sexuales, reproductivos, sociales y económicos.

Las mujeres trabajadoras luchamos por conseguir igual salario a igual trabajo; las mujeres trabajadoras luchamos por conseguir unas condiciones de trabajo dignas; las mujeres trabajadoras luchamos por poder decidir sobre nuestro propio cuerpo; las mujeres trabajadoras luchamos para cambiar todo lo que debe ser cambiado, luchamos por una nueva sociedad donde la ideología patriarcal sea eliminada.

Luchamos, en definitiva, porque el ejemplo de todas estas mujeres, y en especial el de Esther García, no se olvide de la historia. Porque su camino es nuestro camino, su lucha es nuestra lucha y su integridad es irrepetible.

¡Que viva la lucha de la mujer trabajadora!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s