ACPT propone un hermanamiento con la ciudad palestina de Belén


MOCIÓN PARA EL HERMANAMIENTO DE TORRELAVEGA CON LA CIUDAD PALESTINA DE BETHLEHEM (BELÉN)

 

En numerosas ocasiones el Pleno de la Corporación de Torrelavega se ha pronunciado por unanimidad, solidarizándose y denunciando el genocidio que esta sufriendo el Pueblo Palestino en manos del estado sionista de Israel, rechazando  sus acciones criminales,  exigiéndoles  el inmediato fin del bloqueo y asedio a Gaza  permitiéndose  la llegada de la ayuda humanitaria al pueblo Palestino tantas veces interrumpida  por parte de Israel vulnerando  el Derecho Internacional humanitario según establece la IV Convención de Ginebra, suspender la venta de armas e intercambios de colaboración en materia militar entre nuestro estado y el estado Israel, o exigirles que cesen en el asesinato de dirigentes palestinos, por no hablar de las exigencias de desaparición de  ese muro de la vergüenza levantado.

Exigencias, peticiones y condenas que no han servido para nada como podemos ver estos días, en los que nuevamente Israel esta realizando un proceso de exterminio calculado sobre el pueblo Palestino, ante el silencio cómplice del resto de casi todas las naciones.

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 181 con la que daba luz verde a la partición de Palestina (55% para el nuevo Estado judío y 45% para el árabe), en un pretendido intento de acabar con los enfrentamientos que se vivían en la zona.

        En mayo de 1948, David Ben Gurion declaró unilateralmente la creación del Estado de Israel lo que desencadenó la intervención militar de los Estados árabes vecinos. Al final de esta primera guerra árabe-israelí, el Estado judío amplió la superficie de su territorio (hasta el 78% de la Palestina histórica). La Nakba (el desastre), supuso la destrucción de 389 pueblos y la huida de casi 800.000 palestinas y palestinos creando lo que será la mayor población refugiada en el mundo. A pesar de la legislación internacional (resolución 194 de diciembre de 1948), los refugiados nunca pudieron volver. Y después de casi setenta años de exilio, más de 7 millones de personas son consideradas refugiadas o desplazadas.

        Desde entonces, el proyecto sionista y la colonización de toda la tierra palestina se han ido consolidando a través de una política de hechos consumados.

        En 1967, la continua violación del Derecho Internacional y las resoluciones de la ONU por parte de Israel, se volvió más flagrante: después de la guerra de los seis días, Israel ocupa ilegalmente Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza, sometiendo al pueblo palestino a vivir bajo asedio.

        El Estado de Israel ha incumplido la resolución del Tribunal de Justicia de La Haya que declaró ilegal el muro construido para aislar los territorios administrados por la Autoridad Nacional Palestina, del mismo modo que ha desoído más de 46 resoluciones de las Naciones Unidas.

        A ello se le suma la colonización de la tierra palestina a través de cientos de puestos de control y la implacable expansión de asentamientos (colonias), los asesinatos, arrestos ilegales y continuos castigos colectivos, así como la descarada limpieza étnica, las políticas discriminatorias en Jerusalén y dentro de Israel con los árabes que viven en dicho territorio, y la negativa al retorno de las personas palestinas en condición de refugiadas.

Buen ejemplo esto es lo que ocurre es el  municipio Palestino de Belen, ciudad de Cisjordania, situada a unos 9 km al sur de Jerusalén y enclavada en los montes de Judea que desde diciembre de 1995, se encuentra administrada por la Autoridad Nacional Palestina. El gobierno de Israel ha rodeado la ciudad de murallas y pasos de control , impidiendo el libre tránsito de los habitantes y limitando los intercambios comerciales. Esto ha provocado una gran disminución del turismo, una de las principales fuentes de ingresos de la ciudad, haciendo depender su economía y subsistencia de la solidaridad internacional, es por ello que los grupo políticos abajo firmantes  al amparo de lo legalmente dispuesto,  en esta Corporación, somete, para su debate y aprobación, si procede, la siguiente

 

MOCIÓN

 

1º Exigir al estado de Israel el cese inmediato del ataque militar contra Palestina.

2º Exigir  al estado de Israel el fin de la ocupación de Palestina y el cumplimiento de la resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas.

3º Iniciar los trámites administrativos, para hermanar nuestra ciudad de Torrelavega, con la ciudad Palestina de  Belén.

4º Apoyar y fomentar en Torrelavega el  intercambio cultural entre ambas ciudades.

5º Que dentro de los proyectos de cooperación que financia el ayuntamiento de Torrelavega, sea la ciudad Palestina de Belén declarada objetivo prioritario.

6º Comunicar este acuerdo a las Asociaciones de Vecinos de Torrelavega, al Gobierno de Cantabria, al Ministerio de Asuntos y Cooperación del Gobierno de España y a las embajadas de Palestina e Israel en España y proceder a su publicación en la web municipal.

 

El muro de la vergüenza

El muro de la vergüenza rodea Belén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s